Warning: Use of undefined constant style - assumed 'style' (this will throw an Error in a future version of PHP) in /homepages/10/d327422737/htdocs/justagomeznavajas.es/wp-content/themes/premiumnews/functions.php on line 493

Categorías | Casos curiosos

Caso Ramón Sampedro

Actualizado el 15 noviembre 2010 por Justa

El derecho a morir dignamente

Facebooktwittergoogle_pluslinkedin

Comentarios enviados (3)

  1. Irene A. Colomo dice:

    Me cuesta entender cómo en el siglo XXI todavía nos planteamos la legalidad de la eutanasia.

    ¿Por qué al PSOE le da miedo poner a andar tal propuesta? ¿Por qué al PP le cuesta aceptarla?

    ¿No creen que todos tenemos derecho a morir dignamente? Hay personas en la situación de Ramón Sampedro que tienen fuerza de voluntad y ganas suficientes de seguir adelante y eso demuestra una valentía asombrosa, digna de reconocimiento, pero creo que también la demuestra tener que plantearte tu propia muerte porque no te queden fuerzas ya.

    Se me hace completamente comprensible el no querer seguir viviendo siendo tetrapléjico o quedando en estado vegetativo. Y también el deseo del que no quiere seguir viviendo tras años y años de depresión. ¿Qué sentido tiene vivir sin querer hacerlo? ¿Qué sentido tiene la vida si únicamente piensas en la muerte?

    Considero, personalmente, que se debería legalizar la eutanasia sin duda alguna. Que es mejor que tener que recurrir a métodos «caseros», como le pasó a Ramón Sampedro, o apunto un caso cercano, tener que recurrir a ahorcarte tú mismo tras una depresión que duraba ya más de treinta años… Es una forma muy cruel de morir.

    Si bien hay casos en los que el suicidio denota cobardía, en otros la valentía se hace patente.

  2. ana l dice:

    Pienso que el problema que puede crearse si se legaliza la eutanasia es una posible «fuga legal» de un montón de personas, que ven una solucion fácil a una situación que muy probablemente tendría otras soluciones. Muy pocos de los que opinamos sobre este tema estamos en condiciones de querer morir porque generalmente gozamos de una salud que nos permite vivir y de un estado más o menos normal y nadie puede entender realmente cómo se siente una persona en condiciones diferentes (hablo en términos de generalidad), Desde mi punto de vista, todos deberíamos hacer en algún momento de nuestra vida de manera consciente una declaración de voluntad, llegado el caso.
    Nos planteamos siempre cuestiones sobre la vida de los demás, cuestiones morales que nos afectan en vida. Podemos decidir, por ejemplo, abortar o no, decidir sobre el futuro de un feto, y en muchas ocasiones estas decisiones están condicionadas por cientos de variables que nos llevan a una decisión u otra, en la que está en juego la continuación o no de una futura persona que no puede decidir. ¿Por qué nos escandalizamos tanto cuando es una persona supuestamente consciente y razonable la que decide qué hacer con su propia vida? El problema moral que veo que entraña es el de ¿quién se atreve a poner la inyección?. Antes no estaba a favor de la eutanasia, pero pienso que, si realmente es la voluntad de la persona y se encuentra impedida para hacerlo por ella misma, se le debería proporcionar al menos la opción. Cada uno deberia vivir la vida como quiera o como pueda y no estar sumisos a la decisión política de turno. No estoy hablando de una anarquía, ni nada de eso. Simplemente poder tener la opción.

  3. Pablo Herrera dice:

    A pesar de que no quiero dar un opinión cerrada y tajante sobre la cuestión (pues no la tengo), me gustaría reflexionar sobre varios aspectos.

    Es indudable que desde un punto de vista simplista, puede parecer cruel o incluso increíble que, tanto como presumimos de ser un país libre y democrático, se le prohíba a una persona decidir sobre si quiere vivir en ciertas circunstancias o no.

    El problema de esta cuestión y a la hora de legislar sobre ella, yo lo encuentro en la gran diversidad de circunstancias que pueden llevar a que una persona quiera dejar de vivir.

    Quizá lo principal en este tema sea plantearse hasta qué punto cada uno somos «propietarios», dueños…de nuestra vida.
    Indudablemente, quien piense que esto es así (que cada uno tenemos nuestra vida y es nuestra y por ello podemos decidir lo que queramos al respecto) no le cabrá duda de que la eutanasia debe ser legal y así reflejada en nuestro ordenamiento jurídico.

    No obstante, yo personalmente justificaría esta decisión en ciertos casos y bajo ciertas premisas muy tasadas y concretas.

    La complejidad, por tanto, de legislar sobre esta materia sería dar respuesta a un amplio abanico circunstancial que puede derivar en aferrarse a esta legislación para acabar con sus vidas.

Deja tu comentario

Advertise Here
Advertise Here

Sitios recomendados